Crema facial Algas de Bolonia

Es una crema ligera para uso facial. Es del tipo aceite en agua, es decir, la molécula de aceite es rodeada por muchas de agua. Obviamente, la fase acuosa es mayor que la grasa (20-80). Este tipo de emulsión se logra gracias al emulgente formado al realizar la crema. El emulgente utilizado une las partículas acuosas con los diversos ácidos grasos existentes.Crema facial Algas de Bolonia

Esta crema antiarrugas con extracto de algas pardas y leche de cabra estimula el colágeno para evitar las arrugas y favorecer su retraso. El aceite de oliva añade la hidratación necesaria para potenciar el efecto.

Utilizando diariamente por la mañana y/o por la tarde, este cuidado restaura la firmeza de la piel y alisa la piel. Con esta crema con esencia de palo rosa y palmarosa, su cara parecerá más joven.

Indicado para todo tipo de de piel. Aplicar preferentemente por noche sobre el cutis y cuello en capa fina con un suave masaje. No es incompatible para el cuidado del resto del cuerpo, siempre en capa fina.

Se usan en su fabricación componentes de alto valor nutricional para la piel, ecológicos y naturales. Son propios de Andalucía, respetando el entorno donde se producen, usando el principio de renovación como valor de conservación y desarrollo.

Composición:

Aceite de oliva: El aceite de oliva virgen es un excelente remedio natural para el tratamiento de la piel y del cabello; además de sus propiedades antioxidantes, presenta un notable efecto hidratante sobre la epidermis y cutículas, por lo que su uso como ingrediente en cremas y jabones se ha incrementado en los últimos años. También tiene propiedades anti-aging, palabra de moda, que todo el mundo busca desde hace miles de años y se esconde en la composición del aceite de oliva, por su alto contenido en polifenoles, hace que tenga un elevado poder antioxidante y protector frente a los radicales libres lo que le confiere un alto poder antienvejecimiento.
Los triglicéridos, ácidos grasos, e hidrocarburos como el escualeno presentes en el aceite de oliva participan en el mantenimiento de la cohesión celular de la capa externa de la piel, producen una acción hidratante que favorece la conservación del nivel hídrico de la piel, y favorecen su flexibilidad al paliar la deficiencia de lípidos. Por otra parte, las sustancias antioxidantes (polifenoles, vitamina E y ácido oleico) actúan atrapando radicales libres, lo que contribuye a retrasar el envejecimiento cutáneo. Su alto contenido en polifenoles hace que tenga un elevado poder antioxidante y protector frente a los radicales libres, lo que le confiere un alto poder antienvejecimiento.
Si además de hidratarse se desea reducir el cansancio muscular, el aceite de oliva es un componente perfecto por las propiedades emolientes (reductor de inflamación) que tradicionalmente se atribuyen al aceite de oliva.
Nosotros usamos el aceite de Jaén, del molino familiar y ecológico San Benito, en Porcuna.

Leche de cabra: la leche de cabra es una perfecta desconocida es en su faceta de materia prima cosmética. Todo el mundo ha oído hablar en algún momento, aunque sea de forma anecdótica, de los baños que tomaba Cleopatra de leche de burra. En nuestra mente se ha dibujado una imagen más fantástica que realista de un secreto de belleza conocido desde la antigüedad: las lipoproteínas.

Todos sabemos que las cremas se presentan siempre en un excipiente de color blanco y ciertas lociones se venden bajo el nombre "leche desmaquillante", "leche limpiadora", "leche hidratante" o "leche corporal".

Para aquellos que estén más relacionados con el mundo de las cremas de belleza estos nombres les sonarán como los productos que nos vende la industria cosmética, pero la realidad es que la leche y sobre todo la leche de cabra en su composición tiene abundantes lipoproteínas ya que es la forma en la que se presentan sus algunas de sus estructuras grasas en el líquido.

La leche de cabra, como toda leche, contiene unos glóbulos grasos que son agrupaciones de moléculas de grasa acompañadas de proteínas que dan lugar a una estructura de mayor tamaño. En el caso de la leche de cabra este glóbulo es de muy pequeño tamaño, razón por la cual no forma la típica capa de grasa cuando se deja reposar o se hierve como lo hace la de vaca. Esto se debe a que al ser el glóbulo graso de pequeño tamaño está literalmente "muy diluido" en el líquido lácteo y por lo tanto no se separa con facilidad (naturalmente homogenizada). Esta es una de las grandes ventajas de la digestibilidad de la leche de cabra respecto a la leche de vaca y una de las razones de porqué el queso de cabra tiene sus características propias. Pues bien, esta característica es lo que coloca a leche de cabra a la cabeza de las materias primas de los cosméticos.

La leche al contacto con la piel debería proporcionarle de forma directa los nutrientes que se encuentran disueltos en ella, pero esta no es solamente su función, va más allá. Las lipoproteínas ayudan al paso de los nutrientes y del agua a través de la membrana de las células epiteliales llevando los nutrientes y el agua dentro de las células de la propia piel, esta es la razón por la cual se queda la piel tan suave después de usar los cosméticos con leche de cabra en vez de los convencionales. Por ello la leche de cabra en los cosméticos no actúa solamente nutriendo por su composición química, sino que acompaña e introduce los nutrientes dentro de la célula, esta virtud la hace especialmente importante en pieles dañadas y alérgicas que tienen una fisiología y un metabolismo alterados, y una capacidad de nutrición, y por lo tanto de regeneración, menor.

De las cabras, las que producen la leche con más grasa son las más recomendables. Nosotros usamos la lecha de las cabras payoyas de El Cabrero de Bolonia, una industria familiar y ecológica.

Gel de algas pardas: se ha obtenido mediante decocción, batido y filtrado de las algas pardas (coletos) recogidas en la Playa de Bolonia. La importancia que representa la cosmética a base de productos que contienen algas marinas es conocida por los resultados que se pueden conseguir en los tratamientos faciales. La coloración parda, de tonalidad muy variable, es debida a la presencia de ciertos pigmentos carotenoides (fucoxantinas), con fuerte efecto astringente y antihemorrágico que reduce la inflamación y acelera la cicatrización de las heridas. La acción benéfica de las algas se manifiesta sobre todo en el tratamiento de uñas rotas, acné, antiarrugas y seborrea. También constituyen un excelente complemento en las curas de rejuvenecimiento de la piel o incluso contra la celulitis.

Vit E: potente antioxidante. Además de proteger los aceites de nuestra crema contra la oxidación, tiene excelentes propiedades para la piel.

Conservante bactericida: combinación de diferentes agentes bactericidas biodegradables necesario para evitar que en la crema proliferen bacterias al ser abierta la tapa y tocar con los dedos. En la fabricación se ha esterilizado tanto el material de elaboración como los envases.

Emulgente de origen vegetal: permite la formación y la estabilidad de la emulsión en el tiempo. Está compuesto por ésteres de ácidos grasos de origen vegetal y de glicerina de origen vegetal. Vegetal: coco, palma y palmiste; mineral: potasio. Denominación INCI: Glyceryl stearate, Potasio stearate.

Sección de Educación Permanente Tarifa - Centro de Educación Permanente Al-Yazirat (Última actualización web 14-10-2013)